HISTORIA

El actual MUSEO NACIONAL DE LA MÚSICA fue creado en 1998 subordinado al Instituto Cubano de la Música, al unirse el Museo y Archivo Nacional de la Música y el Centro de Información y Documentación Musical "Odilio Urfé":

El Museo y Archivo Nacional de la Música, había sido creado en 1971 bajo la dirección de María Antonieta Henríquez. Su sede fue establecida en Capdevila No.1 entre Habana y Aguiar. Los fondos se conformaron, a partir de importantes donaciones de instrumentos musicales, obras de arte, muebles, reproductores musicales y documentos tales como partituras originales y ediciones antiguas de José Mauri, Gonzalo Roig, Alejandro García Caturla, Hubert de Blanck, Amadeo Roldán, José White, Eduardo Sánchez de Fuentes, Guillermo Tomás, Erich Kleiber, y una colección de partituras del antiguo Teatro Tacón.

Entre los documentos de especial valor que pasaron a sus fondos se encuentran la partitura original del Himno Nacional y las partituras manuscritas del que es considerado el primero de los compositores cubanos, Esteban Salas y Castro, cuyas obras datan del siglo XVIII, sin dudas las más antiguas.

Durante los primeros 10 años fomenta sus colecciones, brinda servicios especializados, produce varias publicaciones y difunde el patrimonio musical a través de exposiciones, muestras y conferencias en otras instituciones de la comunidad.

En el año 1981 abre sus puertas al público con salas de exposición. En esa década enriquece su programación con diversas presentaciones y conciertos al contar con la sala "Gisela Hernández" y surgir las salas permanentes.

A finales de la década de los noventa el Museo y Archivo Nacional de la Música contaba con más de 25 años de experiencia en el rescate, conservación y difusión del patrimonio musical de la nación.

Por su parte el Centro de Información y Documentación Musical "Odilio Urfé", era portador de 49 años de historia y experiencia pues sus inicios se ubican en 1949 cuando se funda el Instituto Musical de Investigaciones Folklóricas (IMIF), por el notable musicólogo, pianista y director de orquesta Odilio Urfé González, con el objetivo de acopiar, preservar, estudiar y difundir el patrimonio musical cubano de todos los tiempos.

Funcionó por más de 15 años con el apoyo de sus miembros y sin subvención estatal, hasta l964, en que pasó al entonces Consejo Nacional de Cultura con el nombre de Seminario de la Música Cubana cuando se le añadieron funciones pedagógicas. En l988, a la muerte de su fundador, adoptó la estructura y funciones como Centro de Documentación.

A lo largo de casi cinco décadas de trabajo engrosó un importante fondo documentario constituido fundamentalmente a partir de la colección privada de la familia Urfé (manuscritos de los siglos XIX y XX), quienes fueron notorios músicos cubanos.

El Centro de Información y Documentación Musical "Odilio Urfé", fue considerado como el más antiguo de los centros de Cuba dedicados al estudio y conservación de la música cubana.

Al crearse en 1998 el actual MUSEO NACIONAL DE LA MÚSICA resultó preciso contemporizar la experiencia de dos instituciones con los retos de una era de informatización, nuevas tecnologías, novedosos proyectos de investigación, y ampliación de las esferas de trabajo.

Fue necesaria la creación de las áreas de Investigaciones Museológicas e Informática y se reorganizaron las áreas de Museología y Biblioteca, ahora esta última como Biblioteca y Archivo Musical "Odilio Urfé, todas con la tarea común de rescatar, proteger, investigar y difundir el patrimonio musical cubano.

Al contar con un fondo documentario de muy alto valor y un equipo de experimentados especialistas se insertan nuevas bases científicas al trabajo de bibliotecología, archivo, restauración y conservación incrementándose el número y la calidad de sus servicios.

Se dinamizan las ediciones de folletos que respaldan las exposiciones, y la publicación de libros. En el 2006 se crea el sello editorial Ediciones Museo de la Música dando un salto cualitativo en la plasmación y divulgación del patrimonio musical cubano desde el punto de vista editorial y fonográfico.

En el año 2004 en correspondencia con la política cultural del país, el Instituto Cubano de la Música diseña y aprueba el Programa de Rescate, Plasmación y Difusión del Patrimonio Musical Cubano, cuya ejecución es coordinada por el Museo Nacional de la Música. El Programa comprende acciones organizativas, financieras, culturales y de promoción, proyectadas hasta el 2015, con el fin de salvar y rescatar obras maestras del patrimonio musical intangible y otros bienes del patrimonio cultural tangible del país que se atesoran en el museo, en otras instituciones culturales y en colecciones personales.

Como parte de este Programa y para poder ejecutar acciones de reconstrucción, restauración y mantenimiento en la sede del museo se efectúa entre el 22 de noviembre de 2007 y el 15 de enero de 2008 el traslado de los bienes patrimoniales que atesora y demás propiedades hacia Obrapía No.509, lugar donde se encuentra actualmente.